Regalo navideño de Loli

regalo Loli

domingo, 21 de junio de 2015

Calabacines rellenos de atún y gambas




A la espera de que ya se puedan  recoger los calabacines en el huerto de esta temporada, hay que seguir usando los comprados y estos redondos tienen una forma y tamaño ideal para rellenar. Ahora ya son muy fáciles de encontrar en el mercado por mi zona. Variados son los rellenos que podemos preparar, pero hoy tocan con gambas y atún.

Ingredientes 

6 calabaciones redondos
150 gramos de gambas peladas
media cebolla picada
una lata de atún de unos 150 gramos peso escurrido
queso, en lonchas o uno para gratinar de nuestro agrado
aceite de oliva
sal

Preparación

Con un poco de paciencia y una vez que hayamos lavado bien y secado los calabaciones, tendremos que vaciarlos. Le cortamos la parte arriba y con ayuda de un utensilio adecuado iremos sacando poco a poco su interior, procurando no pasarnos y que se nos rompa la piel de fuera.

Cortaremos en trozos más pequeños todo lo que hayamos sacado de su interior. Terminado este paso, ponemos una cacerola al fuego con un fondo de aceite y la cebolla picada.

Dejamos que sude un poco, removiendo y a fuego medio. A continuación incorporamos las gambas peladas troceadas.

Transcurridos unos minutos,  es el momento de agregar los trozos de calabacín.

Cuando se hayan ablandado un poco y soltado el agua de su interior será el momento de añadirle un par de cucharadas de salsa de tomate.

Mezclamos bien y dejamos que se vayan cocinando unos quince minutos más. Una vez que veamos que están casi hechos, con la ayuda de un tenedor podemos aplastar un poco la mezcla y así deshacer los trozos un poco más.

Y también es el momento de agregar el atún desmenuzado.

Apagamos el fuego y procedemos a rellenar los calabacines.
Cubrimos con el queso y llevamos al horno que ya tendremos caliente a unos 200 ºC con calor arriba y abajo.

Cuando el queso haya cogido algo de color es el momento de sacarlos y degustarlos....

domingo, 14 de junio de 2015

Bizcocho de naranja y chocolate con cobertura

Si os animáis a probarlo seguramente os gustará este bizcocho, sobre todo a los amantes del chocolate. Resulta un bizcocho húmedo y jugoso que acaba siendo todo un vicio. Os resultará difícil comer un solo trozo y no repetir.

Ingredientes (para un molde de 23 cm. de diámetro con agujero en el centro)

200 gr. de harina con levadura
100 gr. de azúcar
125 gr. de mantequilla + una cucharada para la cobertura
3 huevos
150 ml. de leche
150 ml. de zumo de naranja
30 gr. de cacao en polvo sin azúcar
media cucharadita de bicarbonato
100 gr. de chocolate negro para cobertura
virutas de chocolate blanco

Preparación

Comenzaremos por batir la mantequilla junto con el azúcar hasta que la mezcla haya cogido un color blanquecino. En ese momento iremos añadiendo los huevos de uno en uno, batiendo hasta que se hayan integrado bien.
A continuación le agregamos la leche y el zumo de naranja y mezclamos. Finalmente incorporamos la harina, el cacao y el bicarbonato que pasaremos por un tamizador e iremos añadiendo poco a poco mezclando hasta conseguir una masa homogénea.
Verter la mezcla en un molde engrasado y llevar al horno previamente calentado a 185 º C durante unos 40 minutos. Comprobaremos si ya está listo antes de sacarlo, en caso contrario lo dejamos un rato más.Dejar entibiar un poco antes de desmoldar.
Una vez lo hayamos sacado del molde lo dejaremos enfríar totalmente colocándolo en una rejilla.
Para cubrirlo derretimos el chocolate al baño maría con la cucharada de mantequilla y bañamos el bizcocho con él.
Podemos decorarlo también con algo que nos agrade, en este caso usé unas virutas de chocolate blanco. Pero bien pueden ser unas nueces o avellanas picadas, crocanti de almendra.....

viernes, 27 de marzo de 2015

Carrilleras de cerdo al curry


Las carrilleras, tanto de cerdo como de ternera, es un tipo de carne que tiene muy buena aceptación en casa. Antes pocas veces las conseguía, y sólo las preparaba de vez en cuando. Ahora ya las encuentro con más facilidad y por ello también voy variando su preparación. Independientemente de que esta carne de por sí ya es muy melosa y una vez bien cocinada queda tan blanda que se deshace en la boca, les agradó el sabor de la salsa aderezada con el curry. Ya las he repetido en más de una ocasión. 


Ingredientes

dos o tres carrilleras de cerdo por persona, dependiendo del tamaño
una cebolla picada
una zanahoria cortada en dados pequeñitos
un trozo  de una rama de apio
dos cucharadas de mantequilla
una cucharada rasa de harina
medio vaso de leche evaporada (tomando como medida un vaso de 250 ml.)
ralladura de limón
jengibre fresco, un trozo de unos dos centímetros
una cucharadita de curry en polvo
vino blanco
aceite de oliva
sal

Preparación


Cubrir el fondo de la cacerola que vayamos a cocinar con aceite de oliva. Sellar las carrilleras dorándolas bien por todos lados. Reservar.
Añadir a la cacerola la mantequilla, la cebolla, la zanahoria, el jengibre pelado y rallado , la ralladura de limón y el apio. Dejamos que vayan sudando aproximadamente unos cinco o siete minutos. Si vemos que pudiese necesitar un poco más de aceite se lo añadiremos.
Agregar la harina, remover e incorporar el vino blanco, una cantidad suficiente que deberá de cubrir
la carne.Dejar hervir y evaporar un poco. Añadir nuevamente las carrilleras a la olla, salar y dejamos cocer tapado a fuego medio bajo durante algo más de una hora.


Transcurrido ese tiempo agregamos la leche evaporada, subimos el fuego y al levantar el hervor volvemos a bajarlo y dejamos que se acabe de cocer la carne con la olla tapada. A los quince o veinte minutos comprobamos si ya está lista, en caso contrario dejamos cocinar un rato más hasta que ya veamos que está tierna.

Y buen provecho....

*Podemos sustituir la leche evaporada por leche de coco sin azúcar o por nata
*Se puede triturar la salsa si la queremos más fina. Para ello retiramos la carne y en un recipiente adecuado la trituramos y luego la colamos. Volvemos a poner las carrilleras en la olla y bañamos con la salsa. Le damos un hervor de un par de minutos y listas
*Podemos usar jengibre en polvo en el caso de no disponer de fresco

miércoles, 11 de marzo de 2015

Magdalenas de chocolate


 Vamos con un bocado dulce, unas ricas magdalenas de chocolate. Para desayunar, merendar o picotear en caso de apetecernos algo dulce.

Ingredientes (para 12 unidades)

150 gr. de harina con levadura (o 150 gr. de harina común y medio sobre de levadura química)
140 gr. de mantequilla ablandada
2 huevos grandes (en caso de ser pequeños usaremos 3)
90 gr. de azúcar + un poco más para espolvorear por encima
20 gr. de cacao en polvo sin azúcar
1 cucharadita de vainilla líquida
2 cucharadas rasas de miel
Una pizca de bicarbonato

Preparación

Batir los huevos con el azúcar.Añadir la mantequilla y la miel mezclando bien.Agregar también la vainilla y finalmente la harina, el cacao y el bicarbonato tamizados. Remover hasta conseguir una mezcla homogénea.
Verter en las cápsulas de preparar magdalenas llenándolas hasta dos tercios de su capacidad. Espolvorear por encima de cada una un poco de azúcar.
Meter al horno precalentado a 200ºC, calor arriba y abajo. Dejar que se hagan durante unos 12 a 15 minutos o hasta que veamos que al pincharlas con un palillo, éste salga limpio.


domingo, 22 de febrero de 2015

Pollo aromático asado al horno

Ya casi han transcurrido dos meses desde el comienzo de este año 2015 y todavía voy a publicar el primer post en esta cocina virtual. Un poco más y llega antes la primavera.
 Empezamos con algo sencillo, que no nos dará demasiado trabajo y mientras se va haciendo podemos realizar otras tareas, pues no necesita demasiada atención por nuestra parte.        

Ingredientes

un pollo entero
hierbas frescas(tomillo, orégano y romero)
tres o cuatro dientes de ajo grandes
una cebolla
tres tomates
sal

Preparación

 
Comenzamos preparando un majado con las hierbas frescas, los ajos y un poco de sal.
Preparamos el pollo lavándolo y limpiándolo bien. Lo embadurnamos  con el majado preparado. Lo amarramos un poco y colocamos en una bandeja apta para ir al horno. Troceamos la cebolla y los tomates e incorporamos a la bandeja.

Metemos al horno precalentado a 200 º C y dejamos que se vaya haciendo.
Durante su cocción sólo tendremos que regarlo de vez en cuando con el propio jugo que va soltando.
Transcurridos unos cuarenta y cinco minutos estará listo para llevar a la mesa. Aunque si el pollo es grande puede que necesite algo más de tiempo.
Y ya podemos disfrutar de su sabor acompañado de algo que nos guste. Una ensalada, unas patatas asadas, un arroz hervido....

*En caso de no tener la suerte de disponer de unas hierbas frescas, podemas usar de las secas.

martes, 4 de noviembre de 2014

Tomates rellenos de risotto de verduras. Receta de aprovechamiento

En esta ocasión he rellenado los tomates con los restos de un risotto de verduras del día anterior. Podemos usarlos de cualquier otro tipo de arroz que hayamos preparado o de un plato de pasta. En caso de que hayamos usado carne con hueso, debemos deshuesarla y trocear las piezas. Y sí hemos usado pescado, quitar las espinas.

 Ingredientes (para unos cuatro tomates de tamaño medio)

4 tomates
una cucharada de cebolla picada
aceite de oliva
risotto que nos haya quedado de otra comida, unos 300 gramos
una o dos cucharadas de salsa de tomate
sal
pimienta, en caso de querer darle un toquecillo picante
Preparación

Lavados y secos los tomates, le sacamos una tapa cortando por el lado del pedúnculo. Vaciamos los tomates, desechamos las semillas y la carne la troceamos.
Si queremos los salamos un poco por dentro, aunque yo no lo he hecho, y rociamos con un poco de aceite. Reservamos.
Rehogamos la cebolla en una sartén o en una cacerola con un fondo de aceite. Cuando esté algo blanda añadimos la carne de los tomates troceados y dejamos que se vayan haciendo unos cinco minutos. Cuando veamos que  ya se van deshaciendo un poco incorporamos la salsa de tomate y los restos de risotto. Apartamos del fuego y mezclamos bien. No añadimos sal al relleno porque ya lo tiene el arroz aprovechado, pero si la pimienta en caso de que se la pongamos.
Rellenamos los tomates, cubrimos con la tapa y pulverizamos con un poco de aceite.
Metemos al horno precalentado entre 190 a 200 º C entre quince a veinte minutos. Cuando veamos que ya están en su punto, sacamos del horno y servimos.