domingo, 29 de noviembre de 2020

Poleá-Reto Asaltablogs

En el Reto Asaltablogs nos ha tocado asaltar a la jefa, a Marga Postigo de  Azafranes y Canelas.

De entre las variadas y ricas recetas que tiene en su blog, me he decidido a publicar ésta de la cocina tradicional andaluza. Pinchando aquí accedéis a su publicación y podréis ver un paso a paso con fotografías también.

Y vamos allá con su preparación...


Ingredientes


250 ml. de leche

250 ml. de agua

125 ml. de aceite de oliva virgen extra

3 cucharadas de azúcar

3 cucharadas de harina

un trozo de pan

canela en rama

piel de limón

1/2 cucharada de matalauva



Preparación

Comenzamos cortanto el pan en dados no demasiado grandes. Ponemos en una olla el aceite al fuego y freímos el pan hasta que se haya dorado un poco. Retiramos del fuego y lo  sacamos colocándolo en un plato con papel absorvente para así eliminar el exceso de aceite. Reservamos.

En el mismo aceite que hemos dorado el pan, incorporamos dos ramas de canela, la piel de un limón y la matalauva. Ponemos nuevamente la olla al fuego, que no deberá estar demasiado alto, y dejamos unos cinco minutos para que vaya adquiriendo el aceite todos los sabores. Debemos procurar que no se quemen las especies, por eso es importante no pasarse con la temperatura y remover un poco.

A continuación agregamos el azúcar y el agua, removemos bien para que se disuelva en el aceite. Mantenemos a fuego medio evitando que llegue a hervir.

Disuelto el azúcar añadimos la leche y mezclamos bien.

Una vez esté caliente, vamos incorporando poco a poco la harina y removemos bien hasta que se haya formado una masa.



Una vez lista la vertemos en unos recipientes adecuados y se le añaden trozos del pan frito.

Marga recomienda tomarla cuando todavía esté templada, porque así se aprecian mejos los sabores.


 

1 comentario:

  1. mi mami les llamaba gachas y tengo unas ganas tremendas de hacerlas en casa, que ricas!!
    un besito

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Es muy gratificante saber que alguien lee lo que tu compartes. Y más sabiendo que a veces es difícil, no siempre se dispone del tiempo suficiente o tenemos otros motivo que nos lo impida.