domingo, 26 de abril de 2020

Andrajos con conejo- Reto Asaltablogs

 Después de una espera un poco más larga de lo habitual toca publicar asalto en el Reto Asaltablogs.




Croketypot es el blog al que debíamos asaltar, y he decidido publicar entre las ricas opciones que me llamaron la atención, este plato que presenta como un guiso tradicional en la provincia de Jaén.
Pinchando aquí encontrareis su post con más explicaciones y la receta.

Ingredientes

1 conejo
2 pimientos verdes
1 tomate maduro triturado
3 dientes de ajo
1 pimiento choricero
1 cebolla mediana
1 hoja de laurel
azafrán
cominos
pimienta negra
copos de guindilla (en mi caso, una guindilla pequeñita troceada)
vino blanco
aceite de oliva virgen extra
sal
hierbabuena

Para los andrajos

100 gramos de harina de trigo
50 ml. de agua
sal

Preparación



Comenzaremos por prepar la masa de la pasta, mezclando la harina con el agua tibia y una pizca de sal. Debemos amasar unos diez minutos para conseguir una masa consistente y fina. Terminado el amasado, formamos una bola, envolvemos en papel film y reservamos en la nevera una media hora.
A continuación preparamos el conejo, lo partimos en trozos no demasiado grandes y salpimentamos. Reservamos.
Ponemos al fuego una olla con un poco de aceite y ahí doramos los ajos una vez pelados y partido en dos. Retiramos.
En el mismo aceite vamos a pasar el pimiento choricero, al que habremos quitado las semillas. Sacamos y ponemos junto con los ajos dorados en el vaso de una batidora, el azafrán, los cominos, pimienta negra y se tritura todo junto.
Otra opción es usar un mortero, método que elegí, y ahí macharemos esos ingredientes en vez de triturarlos.
Añadimos los trozos de conejo a la olla que tenemos con aceite; una vez que esté bien dorado por todos lados incorporamos el vino blanco, dejamos reducir casi a la mitad. Reducido el vino agregamos la cebolla bien picada y el pimiento verde. Dejamos que la cebolla vaya cogiendo color y entonces ponemos el tomate triturado y la hoja de laurel. Damos unas vueltas y echamos el majado o la pasta triturada, según que opción hayamos escogido.
Cubrimos con agua la carne y añadimos una rama de hierbabuena, tapamos y cuando levante el hervor bajamos el fuego y dejamos que se vaya cocinando unos treinta minutos.
Mientras tanto recuperamos la masa reservada en la nevera y preparamos los andrajos. Para ello, estiramos la pasta con un rodillo hasta que quede muy fina. Cortamos en trozos irregulares y los vamos añadiendo a la olla en el momento que ésta empiece a hervir. En el momento que veamos que empiezan a flotar con ayuda de una cuchara los partimos en trozo.

Un plato calentito para probar y disfrutar....buen provecho.

9 comentarios:

  1. Un buen asalto sin duda.este plato te ha quedado genial👍besinos

    ResponderEliminar
  2. Un plato muy original y seguro que muy rico. besinos

    ResponderEliminar
  3. Estos guisos son un auténtico tesoro, tiene una pinta excelente!
    un besito

    ResponderEliminar
  4. Que curioso me resulta este plato!! Me apetecería probarlo, que intriga de sabor. Un saludo y buen robo.

    ResponderEliminar
  5. Deliciosa receta y bien completa.
    Felicidades por el asalto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Estos guisos de antaño son oro puro. Te ha quedado espectacular. Un besote

    ResponderEliminar
  7. Me mire esta receta pero me pareció que eran complicados los andrajos, tiene que estar bien rico todo!!! Muy buen asalto, besos

    ResponderEliminar
  8. Menudo plato mas sabrosón, con un caldito para mojar pan y no parar! Un gran robo, enhorabuena!

    ResponderEliminar
  9. Vaya plato de cuchara tan rico, no lo he probado nunca pero ya me estoy apuntando a tu mesa jejeje
    bess

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Es muy gratificante saber que alguien lee lo que tu compartes. Y más sabiendo que a veces es difícil, no siempre se dispone del tiempo suficiente o tenemos otros motivo que nos lo impida.