Regalo navideño de Loli

regalo Loli

lunes, 6 de febrero de 2017

Verdinas con bacalao y gambas


 No hay como un plato de cuchara en los días de frío para reconfortarnos y al mismo tiempo disfrutar con su sabor. Y para mí éste,  es uno de esos platos.


Ingredientes ( para cuatro comensales)

500 gramos de alubias verdinas secas
200 gramos de gambas peladas
un lomo de bacalao desalado de unos 300 gramos
una zanahoria pequeña + un trozo
una cebolla + media cebolla pequeña
la parte blanca de un puerro pequeño
dos dientes de ajo
un trozo pequeñito de pimiento rojo
un trozo pequeñito de pimiento verde
un tomate maduro
caldo o agua
aceite
sal

Preparación

La noche anterior pondremos las alubias en rejomo en agua tibia. Tendrán que estar al menos unas doce horas.

Al día siguiente comenzaremos colocando al fuego las verdinas en una olla cubiertas de agua junto con una cebolla, una zanahoria, la parte blanca de un puerro y dos dientes de ajo. Tapamos y dejamos que alcance el hervor a fuego alto, en ese momento lo  bajaremos al mínimo. Transcurridas unas dos horas habrán alcanzado ya un punto óptimo de cocción. En caso contrario, las dejaremos un poco más al fuego.Escurrimos y reservamos.
 Podemos guardar un poco de auga si queremos usarla en la terminación del plato.
 En una olla con un fondo de aceite de oliva pasamos las gambas hasta que se doren un poco. Retiramos y reservamos.
Con la media cebolla, el trozo de zanahoria, y los pimientos hacemos un picadillo que sofreiremos en la cazuela  donde pasamos las gambas durante unos minutos. Siempre a fuego bajo para evitar que se queme, pero el tiempo suficiente para que se hagan  un poco.
A continuación añadimos el tomate que previamente habremos rallado, subiremos un poco el fuego y removiendo con frecuencia dejamos que se vaya cocinando todo junto unos tres minutos.
Agremamos las verdinas que habíamos reservado y cubrimos con agua, podemos usar parte del agua de haber cocido las habas. Si lo queremos enriquecer aún más en vez de agua utilizaremos un caldo de pescado o de marisco.Tapamos y dejamos levantar el hervor a fuego fuerte.
Cuando veamos que ya empieza a borboterar agregamos las gambas salteadas y el bacacalo en trozos. Tapamos y una vez que haya levantado el hervor, dejamos cocer a fuego medio cinco minutos.Bajamos el fuego al mínimo y dejamos que se haga  durante unos diez minutos más todo junto.
Y ya estará nuestro plato listo para poder llevarlo a la mesa y disfrutarlo bien calentito, sobre todo si es un día de frío.






7 comentarios:

  1. Hola guapa,tuve en la mano hoy las verdinas y las he dejado, con bacalao nunca las he comido y me han encantado estas tuyas, que sepas que tomo nota, estas lashago si o si, te ha quedado un plato maravilloso....Besss

    ResponderEliminar
  2. Estaoy de acuerdo, no hay nada más reconfortante que estos platos de legumbres... me encantan sobre todo con pescados. Ayer compre verdinas de Lourenzá en Xantar, algún plato ya lo tengo decidido, pero con las que sobren este no estaría nada mal.
    Biquiños

    ResponderEliminar
  3. La pinta es estupenda y el resultado, seguro, que también
    Me la anoto y la haré en cuanto encuentre las verdinas.
    Besos
    Jorge.

    ResponderEliminar
  4. Qué cosa tan buena Majes. Como ya te dije por IG es uno de nuestros platos estrella, nos encantannnnnnnnn !!!
    Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
  5. Tengo la suerte que me las trae mi hijo de Lourenza y es que son mis habas favoritas,te ha quedado un plato de lujo. bsss

    ResponderEliminar
  6. Hola Majes. Me alegro mucho al volver a verte, hacía tiempo que no nos veíamos.
    Me encantan las legumbres pero esta en concreto no la he probado. Creo que, por lo que veo, es una legumbre que debe estar deliciosa. Un plato sensacional y con mucho y muy rico sabor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Uummmmmmmmmmm como tenian que estar esas verdinas ,las fotos no dejan de decirme comeme, te ha quedado un plato de relujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Es muy gratificante saber que alguien lee lo que tu compartes. Y más sabiendo que a veces es difícil, no siempre se dispone del tiempo suficiente o tenemos otros motivo que nos lo impida.