Regalo navideño de Loli

regalo Loli

jueves, 5 de enero de 2012

Magdalenas con dulce de leche

 Ingredientes
4 huevos
350 gr azúcar
1/2 vaso de leche
1 vaso de aceite de girasol
ralladura de 1 limón
400 gr de harina de repostería
100 gr de maizena
1 sobre de levadura
almendras laminadas
dulce de leche


Preparación



Batir el azúcar y los huevos hasta que doblen su volumen. Incorporar la leche, el aceite, la ralladura del limón y mezclar bien todos los ingredientes.
Tamizar la harina, junto con la harina de maiz, la levadura y la sal y agregar poco a poco a la mezcla anterior.
 Verter un poco de masa en cada molde y agregar una cucharada de dulce de leche; seguir llenando el molde con un poco más de masa hasta alcanzar los 3/4 de su capacidad. Colocar encima de todo unas almendras laminadas, y meter al horno, previamente calentado a 180º C, durante 15 a 20 minutos o hasta que estén doradas. Sacar del horno y dejar enfriar las magdalenas sobre una rejilla.

 Fuente: Recetas típicas.com

6 comentarios:

  1. Que ricas tienen que estar estas magdalenas con el centro de dulce de leche me llevo tu idea besos

    ResponderEliminar
  2. Holaaaa, pero que envidia dan esas madalenas tan preciosas! son una maravilla y con el dulce de leche tienen que ser ya lo más.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  3. Estas magdalenas te han salido de sobresaliente, hija. Que altas, que redonditas y que esponjosas han tenido que estar.
    Me encantan, una par de ellas mojadas en leche, ainsssssss cosa más rica madre mia.

    bicossssss

    ResponderEliminar
  4. Que magdalenas tan esponjosas, te quedaron muy ricas.

    ResponderEliminar
  5. Buenos días Majes. Que magdalenas de dulce de leche más ricas que has preparado, una receta fantástica y con una presentación aun mejor. Ahora mismo un par de ellas me vendrían que ni pintadas para el desayuno.
    Un saludo Paco.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Es muy gratificante saber que alguien lee lo que tu compartes. Y más sabiendo que a veces es difícil, no siempre se dispone del tiempo suficiente o tenemos otros motivo que nos lo impida.