Regalo navideño de Loli

regalo Loli

martes, 31 de agosto de 2010

Sargo al horno

Ingredientes

1 sargo ( en esta ocasión era de medio kilo peso ya limpio)
1 diente de ajo grande en láminas
un chorro vino blanco
una cebolla pequeña
perejil picado
aceite de oliva
sal
medio limón

Preparación

Colocar en un recipiente apto para el horno la cebolla pelada y cortada en rodajas finas. Salar el sargo y ponerlo sobre la cebolla haciéndole previamente unos cortes en horizontal introduciendo media rodaja de limón en ellos.

Regar con  el zumo del limón restante y meter al horno precalentado a unos 200º. A los diez minutos, más o menos, cuando veamos que el pescado se ha hecho ya un poco lo regamos con tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva en el que habremos dorado el ajo laminado y añadido el perejil picado al sacarlo del fuego.

Añadir también un chorrito de vino blanco. Continuar la cocción regando de vez en cuando con la salsa del recipiente.

Sacar cuando veamos que ha alcanzado el punto deseado de cocción.

19 comentarios:

  1. Estos pescados cuanto más sencillos se cocinan mejor quedan, como este.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Te puedes creer que nunca he probado el sargo??? habrá que solucionarlo con esta rica receta. Un besito, Majes!

    ResponderEliminar
  3. mmmmm q pinta tiene ese pescado!!!!! me parece q voy a hacer la receta el finde para mi marido, muy buenas recetas y sitio. ya q estoy te dejo una receta de otro pez q siempre en casa besoss: http://bit.ly/anCaOJ

    ResponderEliminar
  4. Que rico¡¡¡Hace años que no lo como asi, como lo preparaba mi madre.Doy fe de que esta buenisimo.

    ResponderEliminar
  5. Sargo...

    Me entusiasma aunque no siempre lo encuentro. Lo has cocinado como se hacía antes el besugo, con los cortes y los limones.

    Yo tengo una receta parecida "Besugo al horno de mi abuela" en la que la diferencia es una costra de pan, perejil y pimentón que ponía ella, mi abuela, y yo he incorporado a mi forma de cocinarlo.

    Muy rico y muy sano este sargo, Majes.

    ResponderEliminar
  6. me encanta el pescado asi,bueno yo sin ajo que me sienta fatal,pero lo demas...mmmmm

    ResponderEliminar
  7. Nunca he cocinado este tipo de pescado pero tiene una pinta ...

    ResponderEliminar
  8. Es uno de los pescados que más me gusta,y precisamente al horno, delicioso.
    Biquiños

    ResponderEliminar
  9. Tiene que estar buenisimo!El pescado al horno me encanta.
    Besets.

    ResponderEliminar
  10. ¡Menudo bicho más rico! Tuvo que estar bien sabroso, al igual que esas pechuguitas rellenas con salsa de queso que me han dejado babeando. Besitos.

    ResponderEliminar
  11. me encanta, y al horno genial. te ha quedado una presentación muy chula. Bicos

    ResponderEliminar
  12. Menuda pinta tiene, Majes. Es una forma muy sabrosa y sana de tomar este pescado. Qué color más bonito tiene.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Hija por dios, que cosa más rica. Si se come con los ojos eh. Y el sargo con lo bueno que está al horno, uhmmmmmmmm delicioso Majes.

    bicos reina.

    ResponderEliminar
  14. Ah! qué buen pescado. En mi pueblo apenas se ven. Un día bajo a la pescaderia y me veo dos en una caja, eran pequeñitos, apenas de ración!; menudo sobresalto tuve.Al pescatero le habían tocado en la subasta junto con los otros pescados, fué algo totalmente casual. En fin.. que se me olvidaba, pasaba por aqui y entre a saludarte. Bonito Blog. Me quedo por aqui para ver que más se cuece en tu cocina. Besos!!

    ResponderEliminar
  15. Majes, cuanto tiempo sin asomarme a tu deliciosa cocina.
    Este pesado debe haber sido una delicia, aquí nunca veo esas especies y no salgo de lo mismo.
    Veré de preparar esto con lo que pille.
    Besos y buen finde.

    ResponderEliminar
  16. Yo no he comido el sargo, la verdad entiendo poquito de pescado, pero tiene una pinta fabulosa, y supongo que con una dorada quedara también bien.
    Besoos…

    ResponderEliminar
  17. Hola de nuevo. Cuando puedas, pásate por mi blog. Un besito!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Es muy gratificante saber que alguien lee lo que tu compartes. Y más sabiendo que a veces es difícil, no siempre se dispone del tiempo suficiente o tenemos otros motivo que nos lo impida.