domingo, 19 de julio de 2020

Doro wat-Cocinas del mundo



Nos vamos a Etiopia a conocer su cocina en el reto Cocinas del Mundo. 
La gastronomía etiope está considerada sabrosa y exquisita, predominan las verduras, las carnes y las especies. Hay dos platos típìcos que destacan sobre los demás, la injera (pan plano muy fino a base de tef) y el wat (estofado muy picante). Todas las recetas se basan en dos sabores, el agrio y el picante.
Una peculiaridad para comer en Etiopia es que no se utiliza la cuberteria ni otros utensilios para comer, las manos y la injera realizan esa función.
 El doro wat, plato que he escogido para publicar entre los que me traje de este viaje virtual, es un estofado de pollo y huevos duros, muy picante.

Ingredientes (cuatro comensales)

8 muslos de pollo
8 cebollas rojas
8 limas
8 huevos cocidos
especies berbere(especies picantes y guindillas)
75 ml. de aceite de aguacate (en mi caso aceite vegetal)
8 cm. de jengibre fresco
6 dientes de ajo
una nuez de mantequilla especiada (niter kibbeh)(mantequilla sin sal en mi caso)
sal

Preparación

Como lo más seguro es que no encontremos las especies berbere, podemos preparar nuestra mezcla con distintas especies que tengamos en casa. Yo la preparé con una cucharadita de semillas de cilantro,una cucharadita de semillas de cardamomo ( a las que quitaremos las vainas), un  poco de canela, 5 clavos de olor, dos cucharaditas de jengibre en polvo, una cucharadita de pimienta negra,dos cucharadas de pimentón dulce y un poco de picante, 1/2 cucharadita de guindilla en polvo. A las que le hizo falta las triture un poco en el  mortero.

Pelar las cebollas, cortar en trozos y luego picar.
Poner una cacerola al fuego con la cebolla picada, dejar que se vaya cocinando removiendo para que suelte el agua. Este proceso lo haremos con la olla tapada a fuego medio.
El pollo lo ponemos en un bol grande lleno de agua con las limas cortadas en trozos, lavamos bien con el bol bajo el grifo, tiramos ese agua y ponemos una nueva. Apretamos las limas para que suelten su jugo y frotamos también el pollo con ellas. Dejamos reposar.
Pasados unos quince minutos añadimos el aceite, removemos y tapamos nuevamente. Proseguimos con la cocción de las cebollas removiendo con frecuencia. A los cinco minutos incorporamos la mezcla de especies, removemos bien y tapamos nuevamente.
No debemos olvidarnos de remover.
Pelar el jengibre y los ajos. Cortar en trozos y triturar todo junto y lo agregamos a la olla removiendo para que se integre. También añadimos la nuez de mantequilla.
Continuamos la cocción otros treinta minutos, la cebolla debe hacerse muy bien, y recordemos remover con frecuencia.
Escurrimos el pollo y lo incorporamos a la olla. También es el momento de ponerle sal.
Tras 45 minutos desde que agregamos el pollo,  tendremos nuestro plato listo; cinco minutos antes de terminar la cocción agregaremos los huevos cocidos.
Sirven el plato con injera, aunque yo lo acompañe con arroz cocido.

No es apto para quien no tolera bien el picante.....jajaja
Buen provecho.

4 comentarios:

  1. Me encanta, además con tanta cebolla seguro que está muy, muy jugoso.

    Gracias por participar.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  2. Oooooh qué ilusión, este es el que quería preparar yo, y está para lamer la pantalla :D

    ResponderEliminar
  3. a comer con las manos y mojar en la salsita porque tiene una pinta, tiene que estar esto de rechupete mmmmm me encanta este viaje, feliz verano, nos vemos en septiembre, bss

    ResponderEliminar
  4. Este es un plato que me queda en mis pendientes, que platazo más rico!!!!, un día de estos lo haré con certeza. Yo te llevo el pan y nos sentamos felices a devorar este manjar ;)
    Mil besos y buen verano por allí

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Es muy gratificante saber que alguien lee lo que tu compartes. Y más sabiendo que a veces es difícil, no siempre se dispone del tiempo suficiente o tenemos otros motivo que nos lo impida.